¡¡¡COMO DESEAS PAGAR!!!

CON PAYPAL O TRANSFERENCIA BANCARIA TELEFONOS: +34635574330
MAIL: siriustienda@yahoo.es

ARCANO III - LA EMPERATRIZ...



ARCANO III - LA EMPERATRIZ
Astrología: VENUS
A esta carta también se la conoce con el nombre de "La Abundancia". Es la Naturaleza en proceso de producción, en la carta anterior esa naturaleza era virgen, aquí la vamos a encontrar elaborada, nos habla también de mujeres, madre, esposa o suegra, es la fecundación, el nacimiento de un hijo, embarazo, fertilidad y maternidad.
Nos describe a la abundancia en todos lo órdenes, nos habla también de éxito, suerte, prestigio.
Cuando este arcano nos sale al revés en una tirada, todo lo dicho anteriormente se torna negativo, la abundancia, en falta de prosperidad o miseria, ya sea para una persona o una empresa.
Nos describe a una mujer, amante y en segundo lugar a una esposa con hijos.
Esta carta vamos a relacionarla con el planeta Venus, regente de los signos de Libra y de Tauro.
Como cualidades da, coquetería, vanidad, presunción, frivolidad, lujo, ostentación.
Representa a una mujer cariñosa y dedicada, con iniciativa y actos prácticos, significa factores que traen éxito, la comodidad y el lujo, la buena suerte, la prosperidad y la felicidad.
Pero si a esta carta la interpretamos al revés, su significado es todo lo contrario, nos indica a una mujer infeliz y egoísta, pobreza y destrucción del hogar o del entorno social, indecisión, disipación inútil de los recursos económicos, esterilidad, mala suerte.
Es por su número, la Trinidad, la unión de las fuerzas opuestas, lo masculino (el uno) y lo femenino (el dos) que producen una tercera que trae la armonía, es el nacimiento de un niño.-



Es el planeamiento cuidadosos, el cuidado en los detalles, el crecimiento ordenado, la expansión, el mejoramiento, la espiritualización. La expresión de los talentos y las intuiciones artísticas y la aplicación práctica de las mismas.
Persona alegre, espontánea, sociable, que tiene carisma.
El planeta Venus que la rige, le da la capacidad de creación, de amor, arte, fertilidad, armonía, equilibrio, comodidad, lujo, belleza, gracia, encanto.
Representa a GEA, la tierra y es la madre fecundada de todo lo que crece, da bienaventuranza en un matrimonio feliz, indica felicidad en cualquier tipo de relación, es la victoria del verdadero amor.
Lo contrario es si esta carta sale invertida, ya que su significado es el fin de una relación sentimental.
Se la relaciona también con la Luna Llena de otoño y significa, nacimiento físico o de una idea, porque su significado es creatividad e imaginación.
En lo esotérico significa, La Hija de los Poderosos, seres míticos que habitaban los espacios interestelares y tenían la misión de asegurar de que nadie interfiriera en el ritmo del Universo, se les conocía también como Los Vigías. 
Es la diosa de la mitología que nació en el Mar, Venus es la diosa del amor, y esta es una carta de amor.
Como su contraparte masculina, "El emperador", la Emperatriz es una mujer madura; esta figura simboliza el amor humano ( Venus en Tauro), pero también el amor divino ( Venus en Libra).


Y si La Emperatriz hablara...
De Alejandro Jodorowsky
Soy la creatividad sin finalidad precisa.
Estallo en finalidad de formas.
Soy yo, después del invierno, quien tiñe de verde toda la Tierra.
Soy yo quien llena el cielo de pájaros, los océanos de peces.
Cuando digo “crear”, hablo de transformar: soy yo quien hace que se abra la semilla y brote el germen.
Si empiezo a engendrar niños, puedo dar a luz a toda la humanidad entera.
Si se trata de dar fruto, produzco todos los frutos de la naturaleza.
Mi mente no se queda atrás: una palabra, un grito, y alumbro el mundo… Soy la mente creativa.
Escuchadme y dejadme actuar en vosotros, pues os traigo la curación: cualquier problema, cualquier sufrimiento viene de un Yo trabado por la incapacidad de crear.
Soy la actividad, la seducción, el placer.
No hay nada en mí que no sea bello.
No hay desvalorización: soy lo que soy, siempre plena y viva. 
En cuanto me encarno en un cuerpo, éste se vuelve sublime.
Nada ni nadie puede resistírseme, soy la seducción espiritual, carnal, total.
En mí no hay nada repulsivo, ni ridículo ni feo.
Dejadme exultar en vosotros: soy el placer de ser lo que sois, sin prejuicios ni moral.
Os enseño que todas vuestras ideas son bellas.
Incluso vuestros pensamientos más atroces, más criminales, más abyectos, podéis considerarlos en su esplendor.
Se permite la abundancia de pensamientos.
Dejadlos brillar como estrellas efímeras en el firmamento de vuestra mente.
Nada os obliga a poneros en práctica.
Reconoced su belleza.
¡No os quedéis encerrados en vuestra fortaleza!
Convertidla en templo con todas las puertas y ventanas abiertas: todas vuestras emociones son una delicia.
¡Qué bella envidia!
¡Qué poderosa cólera!
¡Qué maravillosa tristeza!
Todo el abanico de sentimientos está a vuestra disposición, como un arco iris.
Todos vuestros deseos son respetables.
Todo en vuestro cuerpo es armonioso.
Si adoptáis mis ideas, os convertiréis en un ser luminoso.
Si creéis en mis sentimientos, llegaréis a la gracia.
Cada sensación que tenéis en vosotros es un camino hacia la belleza. Estad seguros de vuestro poder de seducción.
Cuando la Virgen sedujo a su creador, yo estaba allí.
Si ella no me hubiera conocido, no habría podido atraerlo.
La seducción es un estado místico, es el diálogo amoroso de la criatura con su creador