¡¡¡COMO DESEAS PAGAR!!!

CON PAYPAL O TRANSFERENCIA BANCARIA TELEFONOS: +34635574330
MAIL: siriustienda@yahoo.es

REY DE ESPADAS...


REY DE ESPADAS
ELEMENTO AIRE – SIGNO ASTROLOGICO “LIBRA”

DREAMS TAROT
UNA CARTA PARA CADA DIA
El rey de espadas, representa a un hombre, astrológicamente se vincula al signo de Libra, es generalmente pareja de la reina de espadas, sin embargo la relacion amorosa con una reina de su mismo palo, se vuelve tiranica.
A nivel espiritual:
Esconde sus sentimientos pues considera una debilidad demostrarlos.
A nivel mental:
Va por la vida con propositos claros y definidos.
A nivel fisico:
Es un profesional, generalmente del area judicial, ingenieria, militar, piloto, profesiones de gran responsabilidad.
De energia profundamente masculina, muy mental, cortante, dice lo que piensa, a veces sin pensar, tendiendo a herir, a veces a quienes mas ama.
Fisicamente:
Pelo oscuro, alto, ojos profundos, ceño fruncido.
Este arcano menor nos habla sobre nuestra manera de enjuiciar a los demás, o incluso de cómo somos enjuiciados dependiendo de la posición en la que se encuentre. 
Si, por ejemplo, está colocado en el lugar en el que la tirada de Tarot se refiere al medio que nos rodea, será entonces la representación de alguien bajo cuya mirada nos encontramos y que nos limita con sus opiniones.
Pero puede también que se refiera a ti, al consultante. 
En este caso nos previene para que no nos comportemos como jueces estrictos de los demás ni de las situaciones que se nos plantean. 
Hemos de tener en cuenta que es muy difícil ser completamente objetivos pues nuestros pensamientos están muy influenciados por lo que nos haya tocado vivir.
Tómate un tiempo para hablar o decidir.
Eso si, también confía en ti y en la justicia. 
El Rey de Espadas es el juez que dictamina y establece la sentencia. 
Es alguien con sabiduría pero cuya imparcialidad no es absoluta, pues la Espada, símbolo de la verdad y el conocimiento, está ligeramente inclinada.
Y es que sólo cuando se dirige recta e imperturbable hacia el cielo podemos hablar de objetividad en el juicio como, por ejemplo, en el caso de la Reina de Espadas.