¡¡¡COMO DESEAS PAGAR!!!

CON PAYPAL O TRANSFERENCIA BANCARIA TELEFONOS: +34635574330
MAIL: siriustienda@yahoo.es

ARCANO MENOR - II DE ESPADAS...


El Señor de la Paz Restaurada.
Elemento: AIRE
Astrología: LUNA EN LIBRA
Alivio.
Diferencias resueltas.
Tregua.
Paz restaurada.
Placer después del dolor.
Se quita un peso de la mente.
El número dos de este palo hace una clarísima alusión, precisamente, a lo que ha de ha ocurrir a aquellos que no sepan “jugársela” de manera valiente y disciplinada.
Sea como fuere el arcano nos sugiere una actitud de negación hacia nuestras propias capacidades; nos creemos más débiles de lo que en realidad somos.
“Ahí están las espadas”, puede decirnos, muchas veces, esta carta, “¿por qué no usarlas?”.
Este arcano menor nos muestra dos espadas entrecruzadas que surgen de los cuatro extremos de la carta, indicando así un movimiento acelerado dentro de los dos planos: espiritual y material.

Las espadas son de color negro, que simboliza lo desconocido, lo que no se capta, y por lo tanto, evidencia que sus orígenes no se definen, sino que permanecen en el anonimato.
Resume armonía y equilibrio entre la mente y la materia.
Este arcano simboliza la parada, el detenimiento, la inmovilización de una actividad determinada.
Representa carencia de acción, de desarrollo, de sentido evolutivo.
Manifiesta actitud estática carente de movilidad.
Engarce, unión, simbiosis, binomio, tándem, amistad.
El Dos de Espadas es una carta muy fácil de interpretar, sobre todo si vemos esta lámina del famoso Tarot Rider-Waite.
En ella, una joven muchacha sostiene en tensión dos espadas que simbolizan escoger una de dos opciones.
Al no estar derechas hacia arriba significa que son las emociones las que no la dejan escoger pues no es capaz de pensar con objetividad.

 Además podemos ver una venda que cubre sus ojos y que se puede interpretar también como esa incapacidad de decidir y de enfrentarse sin más a la situación que se vive.
Por otra parte vemos que tras ella está el mar en calma, un mar que en absoluto representa una amenaza, un mar de emociones que no es tan peligroso como ella piensa y al cual no debería tener miedo de caer.
El mensaje de este arcano menor, como ya hemos dicho, es fácil de entender.
El consultante se halla tenso, inmóvil ante dos caminos que no puede tomar a la vez.
Ha de elegir uno u otro pero no consigue decidirse por ninguno.

 Esto le hace estancarse, quedarse parado sin atreverse a dar un paso.
Quizás sea miedo al cambio, o puede que sea inseguridad en uno mismo, incluso puede deberse a un exceso de sentimiento de responsabilidad, la cuestión es que no decide y mantiene en alto las dos posibilidades.
El resto de las cartas de Tarot que acompañen a este Dos de Espadas en la tirada nos dirán si el consultante a fin moverá sus pies en alguna dirección y también el origen de ese bloqueo mental y emocional.
Esta carta en sí no es negativa, sino al contrario, es positiva si tenemos en cuenta que nos advierte que la no decisión es más bien una cuestión de actitud, la cual, si se pone la fuerza de voluntad suficiente, se puede modificar.